Seleccionar página

Construyendo los cimientos de nuestro futuro

por | Mar 24, 2023 | AIDA | 0 Comentarios

Si de algo podemos estar orgullosos en AIDA es de cómo somos y cómo nos esforzamos cada día por mejorar. 

AIDA ha pasado por muchas fases; muchos años de aprendizajes, de fracasos y éxitos, de tristezas y alegrías. No todo ha sido, ni es, un camino de rosas, pero podemos decir con firmeza y orgullo que, en todas esas fases, cada uno/a de nosotros/as ha dado lo mejor, nos hemos arropado como una familia y hemos crecido juntos/as. 

Estos últimos años, estamos experimentando un momento dulce marcado por un rápido crecimiento e, inevitablemente, una rápida adaptación. Hemos pasado de ser una familia de 56 personas (a principios de 2020) a casi 90. Lo que ha hecho que debamos aprender, aplicar lo aprendido, equivocarnos y volver a aprender. 

A día de hoy, seguimos aprendiendo, por supuesto, es algo que viene innato en nuestro ADN, pero podemos decir que tenemos los mecanismos necesarios para trabajar en un entorno organizado, con foco y sobre todo que cuida de todas las personas que lo componen. 

Si tenemos que definir nuestra cultura podríamos decir que nuestros pilares fundamentales son: 

  • Cada una de las personas que componen AIDA. Es nuestro mayor valor, es por ello que tratamos de escuchar y adaptarnos a sus necesidades,  potenciar sus habilidades y ofrecerles oportunidades de crecimiento. Siempre respetando y apoyando la conciliación familiar de cada uno/a. 
  • Orientar nuestro trabajo a objetivos, tratando de reducir procesos administrativos que puedan bloquear el trabajo diario. Apostamos por el autoliderazgo de los equipos, la innovación, la toma de decisiones y la naturaleza de asumir riesgos y cometer errores.  
  • Formación e innovación. Algo indispensable si queremos ser mejores cada día 👏 No concebimos nuestro día a día sin contar con procesos formativos, colaboradores que nos ayuden a nuestro aprendizaje, asistir a eventos, conocer a personas que nos puedan inspirar, probar ideas o procesos nuevos, nuevos roles, ideas locas,… Nos encanta experimentar.

Aunque hay cosas que es mejor que las compruebes por ti mismo/a… Así que: sit back, relax, and enjoy AIDA! 🙂

Por supuesto, esto no es un mundo de arcoíris y purpurina, por lo que muchas veces cometemos fallos y la liamos 😣 Pero somos capaces de asumir nuestros errores sin señalar a nadie, de aceptar que las personas y las compañías se equivocan y hacer lo posible por aprender y mejorar.

Nuestros principios

  • Apunta a la excelencia  
    • Trabaja día a día por conseguir la excelencia en tu trabajo.
    • Reconoce que ser bueno/a no es suficiente para una industria competitiva. 
    • Desafíate a tí mismo/a, establece estándares altos y no te conformes con la mediocridad.
  • Impulsar el cambio
    • Cuestiona el por qué se hace de un modo las cosas. 
    • Promueve y propón cambios que ayuden a mejorar cualquier aspecto de la compañía. 
    • Asume riesgos, equivócate y aprende del error. 
  • Supérate y mantente motivado/a
    • Preocúpate por desarrollar continuamente tus habilidades y conocimientos. 
    • Solicita los recursos que necesites para conseguir la excelencia. 
    • Comparte con tu responsable qué es lo que te motiva y trabaja duro.
    • Busca y propón nuevos desafíos motivantes. 
  • Ayuda a tus compañeros/as a ser los/las mejores
    • Comparte conocimientos, habilidades, experiencias. 
    • Trabaja conjuntamente con ellos/ellas para superar desafíos y alcanzar metas. 
    • Alégrate de los logros de tus compañeros/as como si fueran los tuyos propios.
    • Ofréceles feedback constructivo que les ayude a mejorar.
  • Promueve la positividad y la humildad
    • Trata de ser positivo/a tanto contigo mismo/a como con tus compañeros/as. 
    • Alégrale los días a tus compañero/as, verás que esto también te ayuda a ti. 
    • Si algo no te gusta, antes de  tomar una decisión/opinión al respecto, promueve la posibilidad de aclarar las cosas antes de presuponer nada. 
    • Sé consciente y reconoce tus errores y aprende de ellos. 
    • Ten una actitud abierta si un compañero/a te ofrece un feedback constructivo y agradecelo siempre. Ten en cuenta que si lo hace es porque te aprecia y quiere que evoluciones. 
    • Pide perdón si es necesario para ti o para un compañero/a. 
  • Concéntrate en el valor aportado al cliente
    • Sé consciente del valor que aporta cada acción que realizas.
    • No hagas nada por el simple hecho de “hacer algo” o porque te han dicho que “esto es lo qué hay que hacer”.
    • Ten claro cuál es el resultado (outcome) que queremos generar.
    • Entrega lo que te has comprometido.
    • Haz todo lo posible por limitar/reducir el número de incidencias. 
  • Enfoque basado en objetivos y resultados
    • Establece metas claras y toma acciones para conseguirlas. 
    • Mantente alineado/a con el propósito, visión y estrategia de la compañía. 
    • Revisa los objetivos marcados y sé crítico/a con ellos. Vuelve a redefinirlos si es necesario. 
    • No te desanimes si no consigues un objetivo, aprende de lo sucedido y mejora el proceso con lo aprendido. 
Selección de consentimientos